Rafael Nadal, sigue siendo el rey de la tierra batida y este fin de semana lo demostró una vez más tras imponerse en dos sets de 6-3 y 6-2 en 1h33m. A sus 31 años Nadal  ya cosecha once títulos en polvo de ladrillo.

Este domingo, en una nueva exhibición, el rey de la tierra batida derrotó al japonés Kei Nishikori y confirmó que sigue su dominio en esta superficie.

El primer set, tuvo numerosos errores no forzados en uno y otro jugador, pero al final el español supo llevarse el set 6-3. Y ya para el segundo, desplegó todo su nivel y también se llevó el set y el partido 6-2.