El ecuatoriano, respaldado por un excelente Movistar Team, suma 40″ sobre Roglic (TJV) en el ‘pequeño lombardía’ previo al segundo día de descanso. Mikel Landa permanece en 5ª plaza de la general.

Richard Carapaz y Movistar Team iniciaron a un gran nivel la defensa de su liderato en el Giro de Italia 2019, e incluso fueron capaces de abrir diferencias sobre sus rivales más inmediatos. El conjunto dirigido por Chente García Acosta y Maximilian Sciandri manejó sus piezas con inteligencia y los azulesmostraron enorme fuerza durante un larguísimo recorrido de 234 km con un tercio final a imagen y semejanza de Il Lombardia.

Lluís Mas y Jasha Sütterlin llevaron al inicio el ritmo de un pelotón que concedió hasta dieciséis minutos de distancia a una fuga, sin peligro para la general, de Cattaneo (ANS) y el finalmente vencedor Cataldo (AST). Después, en las subidas finales a Ghisallo (2ª), Colma di Sormano (2ª) y Civiglio (3ª), las tareas se repartieron entre los escaladores azules: Héctor Carretero secó los ataques de Yates (MTS); Andrey Amador y José Joaquín Rojas imprimieron el ritmo en las aproximaciones; y Antonio Pedrero sostuvo la marcha del grupo hasta mitad de la última subida, donde los ataques de Nibali (TBM) rompieron el grupo de favoritos.

El siciliano avanzó con Carapaz a rueda, mientras Mikel Landa se marchaba por momentos de un segundo grupo que contenía a Primoz Roglic (TJV). El esloveno sufrió una caída en el descenso de Civiglio que acabó haciéndole perder 40″ sobre Carapaz, al que conceder algunos metros sobre el habilidoso bajador Nibali no le impidió llegar a meta junto a él. La general antes del segundo descanso, mañana lunes, deja a Carapaz con 47″ sobre Roglic y 1’47” sobre Nibali, con Landa, siempre quinto antes del gran día del Mortirolo, el próximo martes.

“Nos hemos sentido muy bien, todos los compañeros y yo mismo. Lógicamente Nibali, conociendo tan bien la bajada de Civiglio, ha intentado apretar para sacar algunos segundos. Yo por mi parte he tratado de seguirle como pude, pero también intentando arriesgar lo mínimo posible para no tener percances en una bajada tan rápida. Al final he entrado bien en el llano hasta su rueda y en meta hemos rascado unos segunditos con Roglic, que buenos son. ¿Nibali? Está muy fuerte, es uno de los rivales más peligrosos y creo que me lo encontraré a menudo esta semana Ojalá podamos brindar una bonita batalla y espectáculo para todos los televidentes. Me complace saber que todo mi pais me está siguiendo desde la distancia, y desde aquí les mando todo mi cariño”, señaló Carapaz.

FUENTE: movistarteam.com