El ecuatoriano, Richard Carapaz,  escribe una nueva historia en el deporte ecuatoriano. Luego de levantar los brazos por primera vez en una Gran Vuelta por etapas, al consagrarse en Montevergine, él escaló posiciones en la novena etapa del Giro de Italia.

La competencia se desarrolló en el Campo Imperatore, un terreno montañozo con mucho desgaste. Carapaz terminó en la quinta posición con un tiempo de 5 horas 54 segundos y 17 milésimas en un recorrido de 225 kilómetros. De esta manera, sube escalones en la tabla general. Ahora se encuentra en la sexta casilla, con 1 minuto 20 segundos detrás del británico Simon Yates.

Fuente:movistarteam