Richard Carapaz -6º en ponte Di Legno-, respaldado por Mikel Landa (7º) y una escuadra ‘telefónica’ extraordinaria, supera con nota el examen del mortirolo y toma casi un minuto y medio más sobre Roglic, ahora 3º tras Nibali (TBM).

Movistar Team dio un paso muy importante -aunque solo sea uno de los seis que le restan en esta última semana- para hacerse con la victoria final en el Giro de Italia 2019. La gran ronda transalpina, que reservaba para esta 16ª etapa -194 km entre Lovere y Ponte di Legno- el terrorífico ascenso al Passo del Mortirolo, asistió a un nuevo golpe de mano de Richard Carapaz, quien respaldado por un extraordinario conjunto azul concluyó en primera línea de favoritos y endosando 1’23” con su principal rival, Primoz Roglic (TJV).

En declaraciones tras la dura etapa, Richard Carapaz comentó:

“Un día bastante difícil, sobre todo por el clima y los metros de desnivel que teníamos por delante. Hemos demostrando que tenemos muy buen equipo y los compañeros han estado siempre muy pendientes de mí. En el Mortirolo, cuando ha arrancado Nibali pretendíamos mantener la situación mas o menos bajo control, que no se nos fuese mucho la mano con las diferencias y mantener el grupo unido, ya que éramos mayoría. Hemos hecho muy buen trabajo y eso se ve reflejado en esos segundos de ganancia en la clasificación. Estamos más tranquilos ahora, pero queda camino por recorrer. En carrera siempre intento ir con calma -en eso ayuda mucho el grupo que tengo junto a mí-; es algo que he aprendido en los años que llevo en ciclismo: que si vas con calma, las cosas acaban saliendo”.

Fuente: movistarteam.com