Richard Carapaz cumplió un gran papel en el Mundial de ciclismo en la prueba de ruta que se disputó en Ímola, Italia, con un recorrido de 258 kilómetros. La Locomotora del Carchi se mantuvo en el pelotón de punta y se convirtió en el latinoamericano mejor ubicado de la competición. El francés Julian Alaphilippe fue el ganador.

La primera fuga la protagonizó el reciente campeón del Tour de Francia, Tadej Pogacar. El esloveno atacó sacando una ventaja de hasta 20 segundos, sin embargo no pudo mantener el ritmo y fue absorbido más adelante por el pelotón. Alaphilippe se desprendió del grupo a 11 km de la meta y sí mantuvo una diferencia de 15 segundos, que no pudo ser descontada. El francés le dio el triunfo a su país desde 1997 que no alcanzaba este logro. En segundo lugar llegó Wout Van Aert a 24 segundos de diferencia, el belga también había logrado la segunda posición en la prueba de la contrarreloj dos días antes. Completó el podio el suizo Marc Hirschi. Michal Kwiatowski, compañero de Carapaz en el Ineos Grenadiers culminó en cuarta casilla. Carapaz en puesto 22, fue el mejor ciclista latinoamericano con un tiempo de 6 horas 40 minutos y 8 segundos.

Mientras que Jonathan Caicedo terminó en puesto 80 y Jefferson Cepeda, el otro integrante del equipo ecuatoriano, no completó la prueba. El Mundial que empezó el pasado jueves, tuvo la figura estelar en la holandesa Anna Van der Breggen quien ganó en la contrarreloj y posteriormente en la ruta femenina. Filippo Ganna el italiano se quedó con la contrarreloj masculina y el francés Alaphilippe el vencedor en ruta.

Foto: @RichardCarapazM