La nadadora ecuatoriana, Samantha Arévalo, se colgó una nueva medalla en la Serie Mundial de Aguas Abiertas 2018. La amazónica finalizó tercera en la competencia de 10 kilómetros que se cumplió ayer (jueves) en el Lago Saint Jean en Quebec (Canadá).

La ganadora de la presea dorada fue la brasileña Ana Cunha, con un tiempo de 2h05m42s.

A menos de un segundo cruzaron la meta, la ecuatoriana y la brasileña Viviane Jungblut. Ambas con un crono de 2h05m43s, por lo que para definir el segundo y tercer puesto fue necesario que los jueces revisen el vídeo, el cual favoreció a Jungblut.

Samanta Arévalo, de 23 años, vio de este modo recompensado su esfuerzo en el agua y continúa con pie derecho su camino rumbo a Tokio 2020, para lo cual cuenta con el respaldo de la Fundación CRISFE.

En el portal web de la Federación Internacional de Natación (FINA) se destacan las declaraciones de “Samy”, en las cuales manifiesta que creía que su final era bueno, porque se sentía muy fuerte. “Nadé lo mejor que pude durante los últimos 100 metros”, puntualizó la mejor nadadora ecuatoriana de largas distancias.

Según información de la FINA, Samanta Arévalo también planea competir el 11 de agosto en el próximo evento de 10 kilómetros de la Serie Mundial de Aguas Abiertas 2018, a realizarse en el Lago Megantic, en Quebec.