En la Copa Mundo de Balatonfüred, en Hungría, la nadadora ecuatoriana, Samantha Arévalo el pasado sábado finalizó en décima posición en la prueba de aguas abiertas de 10 kilómetros, misma que fue ganada por la brasileña Ana Cunha.

Arévalo, quien recientemente ganó la medalla de oro en los Juegos Suramericanos, en esta ocasión se ubicó en el top ten de esta competencia que forma parte del Circuito Mundial de Aguas Abiertas, con un cronómetro de 2 horas 6 minutos 6 segundos.

La ganadora paró el reloj en 2 horas 5 minutos 53 segundos, mientras que sus acompañantes en el podio no estuvieron muy lejos. La norteamericana Haley Anderson terminó a 40 centésimas y la italiana Rachel Bruni, que se llevó un bronce, a 1 segundos 60 centésimas. “Samy” nuevamente fue la segunda mejor latinoamericana en la prueba.

La braceadora amazónica ya se encuentra en su habitual centro de entrenamientos en la ciudad de Roma, para con el apoyo de la Fundación CRISFE y bajo las órdenes de Fabrizio Antonelli, continuar con su  preparación y competencias oficiales rumbo a los Juegos Olímpicos “Tokio 2020”.