Santiago Buitrago venció en la etapa 17 del Giro de Italia. El corredor colombiano se midió solo en la montaña, superó a todos y consiguió su primer triunfo en un Gran Vuelta. La clasificación general mantiene a Richard Carapaz como el líder.

La decimoséptima jornada fue de alta montaña. Se completó un trazado de 168 KM entre Ponte di Legno y Lavarone, con dos puertos de primera categoría y uno de tercera por completar.

Los ojos estuvieron puestos sobre dos hombres Mathieu van der Poel y Santiago Buitrago. El primero de ellos, un corredor cuyo fuerte no es la montaña, se metió en la fuga del día y soportó el ritmo en la escalada hasta el tramo final. El neerlandés, incluso, logró ponerse en cabeza de carrera y abrir una brecha de hasta un minuto respecto a sus perseguidores y de más de seis minutos en relación al pelotón de favoritos.

Por otro lado, Buitrago también formó en la escapada y cuando se afrontaba el Monte Rovere (el último puerto del día y el más empinado), realizó un trabajo de caza en soledad. El colombiano de 22 años despegó de uno de los fragmentos de fuga para interceptar y rebasar a todos los líderes. Luego de superar a Gijs Leemreize en el final del ascenso, Buitrago puso el pie en el pedal y aceleró para irse solo hasta la línea final.

El corredor del Bahrain terminó la jornada entre lágrimas y con un intervalo de 35 segundos en relación al neerlandés. Esta fue al segunda victoria en la carrera del cafetero y su primera en la ronda italiana (y en un Gran Vuelta).

Por detrás, el pelotón se partió hasta quedarse solo con los tres grandes favoritos: Mikel Landa, Jai Hindley y Richard Carapaz. El portugués Joao Almeida sufrió en el puerto y se quedó por detrás.

Los tres corredores, en compañía de algunos rezagados, se fueron hasta meta en conjunto. A pocos metros del final, Hindley y Carapaz se enfrascaron en una batalla en el sprint, de donde el ecuatoriano salió mejor librado.

En la clasificación general, Richard mantiene la maglia rosa un día más y con el mismo intervalo de tiempo respecto al australiano (3″). Landa desplazó a Almeida hasta la cuarta casilla, pero su registro en relación a la Locomotora aumentó de 59″ a 1:05.

Koen Bouwman, del Jumbo-Visma, venció en los dos primeros puertos de montaña y aumentó su ventaja en la clasificación de montaña. El pedalista neerlandés ya cuenta con 218 unidades, contra las 103 de su perseguidor Giulio Ciccone, y todo apunta a que se llevará la ‘azurra’ al final de la competencia.

CLASIFICACIONES