La propagación del coronavirus sigue dejando sin deporte a la afición mundial. Ayer, miércoles 11 de marzo, la NBA anunció la suspensión de los partidos de la temporada 2019-2020.

Anoche, los Thunder de Oklahoma enfrentarían los Jazz de Utah en el Chesapeake Energy Arena. Los equipos ya estaban en cancha calentando cuando el doctor de Oklahoma, Donnie Strack, salió de los vestidores para anunciar que uno de los jugadores de Utah no podía presentarse. El pívot francés de los Jazz, Rudy Gobert, habría dado positivo en un test de coronavirus al que fue sometido.

En ese momento, ni el público ni los periodistas tenían conocimiento de lo que sucedía. No fue hasta que el speaker oficial de la arena indicó que “debido a circunstancias imprevistas, el partido sería aplazado”, y que el escenario debía ser desalojado de inmediato.

El equipo de Utah informó que su jugador presentaba los síntomas y que por ello se sometió a los respectivos exámenes de COVID-19, los cuales resultaron ser positivos. Todo sucedió minutos antes de iniciar el partido y por eso fue suspendido.

Un compañero de Gobert, el estadounidense y base de los Jazz Donovan Mitchell, es el segundo jugador de la NBA que ha dado positivo en el test del virus.

Rudy Gobert y Donovan MItchell, de los Utah Jazz.

Ante la situación que atraviesa el deporte mundial, la NBA emitió un comunicado en donde se indica acerca del contagio de Gobert y la suspensión de los partidos posteriores por la pandemia. En la descripción del comunicado, publicado en la cuenta oficial de Twitter de la institución, se menciona que “la NBA suspenderá la temporada después de los juegos de esta noche”.

Ayer, los Golden State Warriors anunciaban que jugarían su partido frente a los Nets sin público. Ese se convertiría en el primer partido de la NBA en jugarse a puerta cerrada.

La temporada regular finaliza a mediados de abril de 2020, y los PlayOffs, se supone, iniciarían el día 18 de ese mes. Hasta el momento, se desconoce si las Finales de la NBA también serán canceladas.