La estadounidense Serena Williams consiguió su 23° título de Gran Slam al adjudicarse el Abierto de Australia tras superar en la final a su hermana mayor Venus por 6-4 y 6-4, en una victoria que además le permitió recuperar el número uno del ranking de la WTA.

Serena, que desde el lunes desplazará a la alemana Angelique Kerber de la cima del escalafón mundial, necesitó una hora y 24 minutos para doblegar a Venus (17° del ranking) y ratificó el favoritismo que se le adjudicaba de antemano, avalado por un historial favorable de 17-11 contra su hermana. En finales de Grand Slam solo perdió dos veces en nueve enfrentamientos, y además le ganó ocho de los últimos nueve partidos que animaron.

“No habría alcanzado los 23 títulos sin ti. De hecho no estaría en ningún lado. Eres la que me motiva, la única razón por la que existen las hermanas Williams. Completaste un regreso increíble”, le dijo Serena durante la entrega de premios a su hermana, de vuelta al primer plano tras varios problemas físicos.

“Serena Williams, esta es mi hermana pequeña, chicos. Lograste algo asombroso, tu victoria siempre fue mi victoria. Creo que lo sabés, estoy muy orgullosa de ti”, sostuvo antes una emocionada Venus.

La menor de las Williams, de 35 años, quien no cedió ni un solo set en todo el torneo, había vapuleado en semifinales a la croata Mirjana Lucic (79) por 6-2 y 6-1, y se impuso sobre su hermana, de 36 años, con un rendimiento de menor a mayor en un duelo parejo e impreciso (la ganadora cometió 21 errores no forzados y su rival, 25).

En el set inicial ambas fueron muy irregulares con sus servicios (en total hubo cinco quiebres) y Serena sacó una pequeña luz porque tuvo uno más que su hermana, el que le permitió adelantarse 4-3 para después definir cómoda por 6-4.

En el segundo parcial, Venus se mantuvo en partido con su muy buen primer servicio, pero ni bien bajó la efectividad lo perdió en el séptimo game, Serena se adelantó 4-3 y no vaciló para definir por 6-4 con el primer match point que dispuso para desatar enseguida el festejo, sentada en el piso de la cancha central del Melbourne Park mientras su hermana cruzaba la red y la abrazaba.

Serena alcanzó su séptimo título en Australia, y también tiene siete en Wimbledon, seis en el US Open y tres en Roland Garros. Ahora se ubica segunda en la lista de campeonas de torneos grandes detrás de la australiana Margaret Court (24) y por delante de la alemana Steffi Graf (22) y las estadounidenses Helen Wills (19), Martina Navratilova y Chris Evert (ambas con 18).

Fuente: Clarin