Tras el fallo favorable del TAS, Maria Sharapova ataca a la AMA y la Federación Internacional de Tenis y cree que su caso “pone en relieve los fallos del sistema” en materia de doping.

Maria Sharapova, en declaraciones exclusivas a ESPN, ha valorado la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de reducir en nueve meses (de 24 a 15) la suspensión que le impuso la Federación Internacional de Tenis tras dar positivo por meldonium. La rusa ha criticado un sistema que, en su opinión, presenta fallos que pueden causar graves perjuicios a los deportistas.

Sobre la posibilidad de que para la Federación Internacional de Tenis y la Agencia Mundial de Antidopaje su caso haya sido tratado a modo de sanción ejemplar, Sharapova dice que “no quiero ni pensar eso. No es una gran sensación siquiera considerar esa posibilidad. Es difícil cuando la Federación de Tenis pide que me suspendan por cuatro años”.

El TAS alegó en su decisión que Sharapova y su equipo se hicieron responsables por su continuo uso de meldonium después de que fuera prohibido el primero de enero. El tribunal, sin embargo, también hizo hincapié en el hecho de que la AMA y la Federación Internacional de Tenis no comunicaron adecuadamente a sus jugadores que tal sustancia estuviera efectivamente prohibida.

“Creo que lo que sin duda ha puesto de manifiesto este asunto es que hay fallos en el sistema”, afirma Sharapova.

Una investigación de Outside the Lines esta semana reveló que el tenis tiene comparativamente pocos casos positivos – 1 de cada 985 tests versus 1 de cada 274 en atletismo y 1 de cada 520 en natación – y que el 65 por ciento de los jugadores encuestados en una edición de ESPN Tennis Confidential siente que el deporte no realiza la suficiente cantidad de pruebas antidopping.

Sharapova planea regresar a la cancha la próxima semana en Las Vegas en el World Team Tennis Smash Hits, un evento de caridad organizado conjuntamente por Billie Jean King y Elton John, a pesar de que no podrá participar de los eventos de la WTA hasta abril de 2017.

La rusa, ex número uno del mundo, explica que dio positivo por meldonium cinco veces, mientras que la droga estaba en la lista de vigilancia de la AMA en 2015, pero no fue advertida de que debía o que iba a ser prohibida en 2016 porque le dijeron que tales resultados eran confidenciales. Por eso se “sorprendió mucho” de su positivo en el Abierto de Australia.

La AMA y la Federación Internacional de Tenis dijeron que habían repartido tarjetas de bolsillo y que la información estaba disponible en un correo electrónico enviado el 22 de diciembre de 2015, titulado “Principales cambios en el Programa Antidopaje de Tenis”.

La tenista, 29 años, añade que “no hay ninguna evidencia de que sea una droga que aumente el rendimiento físico. No hay nada, desde que todos estos casos han salido a la luz, que haya demostrado la AMA como una investigación real. Y en realidad han dicho que no hicieron una investigación exhaustiva”, insiste Sharapova.

La rusa también ha lamentado la falta de apoyo: “Cuando estás pasando por un período tan duro y con tantos altibajos, no te concentras mucho en eso. Se trata de cuándo regresaré”

Fuente: sport.es