La tenista rusa, María Sharapova, suspendida en enero de 2016 por la Federación Internacional de Tenis por dopaje, criticó a la institución que no le avisara de la inclusión de la sustancia en la lista de productos prohibidos.

Sharapova que fue sancionada por consumo de Meldonium en un control antidoping, originalmente de dos años y luego reducida a 15 meses, en una entrevista para diario británico The Times, criticó que a la Federación Internacional de Tenis por no hacer los suficientes esfuerzos para avisarle que la droga que ella consumía se convirtió en prohibida.

“¿Por qué no vino nadie a mí para tener una conversación privada, sólo de dirigente a deportista?”, manifestó la tenista, aunque también reconoció que era responsable de no haber realizado la prueba antidopaje. “En última instancia, la culpa fue mía. Había estado intentando conseguir la autorización para todo lo que estaba tomando durante siete años y me volví complaciente”, explicó.

María está pronta a regresar a las canchas tras cumplir su sanción, específicamente lo hará en el torneo de Stuttgart, que comienza el 24 de abril, además recibió una ‘wild card’ para Roma.