Maria Sharapova, en su primer torneo oficial en 15 meses, tras cumplir la suspensión por doping, no pudo alcanzar la final del torneo de Stuttgart pero tuvo una gran participación llegando a semifinales.

Cuando se adelantó en el marcador ante Kristina Mladenovic parecía tener encaminado el partido. Sin embargo, la francesa no le perdió pisada y el 3-6, 7-5 y 6-4 fue el resultado final de un encuentro que llevó a Mladenovic a la final.

Inactiva desde el Abierto de Australia 2016 cuando dio positivo en un control por argumentar que no sabía que estaba prohibido el fármaco Meldonium, la siberiana ilusiona a sus millones de fans de cara a los próximos torneos.

El otro duelo de semifinales tiene cara a cara, en segundo turno, a la rumana Simona Halep, Nº5 del mundo, y la alemana Laura Siegemund (49ª), quien viene de eliminar a la checa Karolina Pliskova (3ª). Se viene otra jornada muy atractiva, con Sharapova en el centro de las miradas.

Fuente: espn.com.ar