La gimnasta estadounidense Simone Biles, volvió a competir en los Juegos Olímpicos luego que la semana pasada se negara a hacerlo y abriera un debate sobre la salud mental de los deportistas del alto rendimiento.

Biles regresó este martes 3 de agosto, luego de muchas dudas y especulaciones, culminando unos agitados Juegos de Tokio con una medalla de bronce en la barra de equilibrio. El oro de gimnasia artística femenina fue para la china Guan Chenchen, con un puntaje de 14,63, la plata fue para su compatriota Tang Xijing.

No obstante, los focos recayeron sobre Simone Biles. La tres veces campeona del mundo en barra, logró el bronce, que dijo, supo como oro por todos los problemas emocionales que atravesó. “Me sentí orgullosa de mí misma por salir ahí después de lo que he pasado“, dijo Simone Biles, que había obtenido cuatro preseas doradas y un bronce en Río 5 años atrás. “Esta medalla la atesoraré”, concluyó.

Foto: olimpicos.marcaclaro.com