Un día como hoy, 5 de Julio de 1975, en una final legendaria de Wimbledon, Arthur Ashe se enfrentaría contra el numero uno del momento, el favorito a ganar el trofeo y el campeón reinante, Jimmy Connors.

Jimmy Connors, uno de los mas grandes tenistas de todos los tiempos, temerario, fastidioso arrogante se enfrentaba en la final de Wimbledon en 1975. Connors y Ashe se enfrentaron tres veces antes de este encuentro y todos los resultados favorecían al numero uno. En una final que reunió la atención de millones, Arthur, de 31 años y pasado su mejor momento deportivo, daría la sorpresa al vencer en 4 sets a Jimmy y llevarse así el premio mayor del tenis.

Esta rivalidad no solo existía en campo de juego, sus vidas ya estaban intercaladas cuando Ashe acepto la oferta de representar a los Estados Unidos en la Davis Cup mientras que Connors ganaba $100,000 al vencer al australiano Rod Laver en un partido de exhibición. Ashe diría ante los medios que Connors era anti-patriótico al rehusarse a representar a su país en torneos. Jimmy proseguiría a demandar al jugador por ‘difamación’ a principios de 1975, creando aun mas tensión en la final de Wimbledon.

Arthur Ashe jugaría, un día como hoy, de manera perfecta, creando problemas para Connors que no pudo adaptarse al modo de juego, haciendo que el mismo se equivoque, sufra en todos los sets y termine frustrándose que le daría la victoria a su rival.

Es así que Arthur Ashe se convierte en el primer hombre de color en ganar el ‘All White Tournament’ (torneo todo de blanco).