El lunes 22 de agosto el edificio de la Confederación Brasileña de Fútbol en Río de Janeiro recibió el anhelado oro olímpico, pero en una dimensión más grande tras la victoria ante Alemania en el “Maracana” y esto representa la alegría de todos los brasileños, después de conseguir la presea más deseada.

El único oro que le faltaba al pentacampeón del mundo pudo conseguirlo en estas olimpiadas, tras una participación regular y por detrás un riguroso proceso de dos años para formar esta selección olímpica.

Fuente: Marketing Registrado

Foto: @CBF_Futebol