El italiano Andrea Vendrame consiguió la victoria en la etapa 12 del Giro con una amplia ventaja respecto al pelotón. Egan Bernal se mantiene en la cabeza de la clasificación luego de un buen trabajo del ecuatoriano Jhonatan Narváez.

La duodécima jornada comprendió uno de los recorridos más complicados de la Corsa Rosa. Se trató de un total de 212 km entre Siena y Bagno di Romagna con cuatro puertos de montaña: dos de tercera categoría y dos de segunda.

La fuga de hoy realizó un buen trabajo, al mismo tiempo que complejo, pues los escapados lograron abrir una brecha de más de 12 minutos respecto al pelotón. No obstante, el grupo, que inicialmente se compuso por 12 pedalistas, se fue fragmentando conforme se avanzaba en el trazado.

Por detrás, Ineos Grenadiers tiraba del pelotón. El ecuatoriano Jhonatan Narváez fue uno de los protagonistas en este grupo, pues se mantuvo trabajando como uno de los gregarios de Egan Bernal, el dueño de la maglia rosa.

La llegada para los líderes de carrera fue en solitario. Andrea Vendrame y Chris Hamilton se despegaron en el tramo final y se fueron hasta la meta para cruzar en primer y segunda posición, respectivamente. Ambos cislitas terminaron la etapa en 5h:43m.48s. George Bennett, del Jumbo-Visma, llegó a 15 segundos para completar el podio.

El otro representante ecuatoriano, Alexander Cepeda, terminó en la posición 76, a 15:28 del ganador.

Los cambios climáticos y la constante alteración entre rutas secas y mojadas, provocaron que la jornada de este jueves sea muy accidentada. Fueron cinco hombres (varios favoritos) quienes abandonaron por caída: Marc Soler (Movistar Team), Alessandro De Marchi y Alex Dowsett (Israel Star-Up Nation), Kobe Goosens (Lotto Soudal), Gino Mader (Bahrain-Victorious) y Fausto Masnada (Deceuninck-Quick Step).

Por otro lado, las cosas en la clasificación general se quedaron como estaban, con el colombiano Egan Bernal como el único líder de la competencia y sus perseguidores a más de 45 segundos.

Foto: @giroditalia

CLASIFICACIÓN GENERAL