Después de la medalla de plata conseguida en Río, Marieke Vervoort se acoge a un nuevo periodo de reflexión sobre su future.

Marieke Vervoort, la atleta belga de 37 años que ha sido protagonista los últimos días porque ya tiene firmado los papeles de su eutanasia,logró en Río la medalla de plata en la carrera de 400 metros lisos en silla de ruedas.Vervoort considera que aún no ha llegado el tiempo para su muerte legal. “Ese momento aún no ha llegado. Cuando crea que ya ha sido suficiente para mí, para ese momento ya tengo los papeles de la eutanasia”.

Tras ganar la medalla en en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, la atleta se pronunció sobre su anunciada eutanasia. “Yo ya tengo los papeles en la mano, pero todavía disfruto cada instante. Cuando el momento llegue, cuando tenga más días malos que buenos, para ese día ya tengo mis papeles para la eutanasia. Pero ese tiempo aún no ha llegado”. La eutanasia en Bélgica es legal y esta mujer tiene la autorización desde 2008.

La atleta, que ya tenía otras dos medallas olímpicas, tiene  la mitad inferior del cuerpo paralizado, una visión reducida al 20%, dolores que le impiden dormir durante largas noches. La enfermedad degenerativa incurable que padece dificulta cada vez más su recuperación y hay noches después de una carrera en las que apenas duerme. Su padecimiento comenzó a los 14 años. “Es una batalla constante. Veo mal, apenas un 20% y tengo ataques epilépticos. ¿Qué vendrá ahora?”.

Vervoort confirmó que estos serán sus últimos Juegos Paralímpicas. “Después de estos juegos, cuando lo deje, voy a disfrutar de cada pequeño momento, me voy a volcar más en mi familia y amigos, a los cuales no he podido dedicarle más tiempo porque en el deporte de competición tenía que entrenar cada día”

Fuente: sport.es