Victor Campenaerts venció en la jornada 15 con un inteligente ataque en el esprint final sobre Oscar Riesebeek. El ciclista belga le dio al Team Qhubeka ASSOS su tercera victoria de etapa en la actual edición de la Corsa Rosa.

La decimoquinta fase del Giro contempló un trazado entre Grado y Gorizia, con 147 km y tres ascensos de tercer rango.

En la etapa de este domingo, en donde las condiciones climáticas complicaron el recorrido con terrenos mojados por las intensas lluvias, la fuga se formó con 15 pedalistas, pero ésta se fue fragmentando en el camino.

Solo Campenaerts y Riesebeek aguantaron el ritmo y, con una diferencia de casi 15 minutos respecto al pelotón, lograron irse en solitario hasta el último sector en la ciudad de Gorizia.

En la última recta, de aproximadamente unos 300 metros, Riesebeek tomó la delantera, pero Campenaerts no se despegó de su rueda. La estrategia del belga consistió en aprovechar el desgaste de su rival para ponerse a la cabeza en el último momento y llevarse la victoria.  Los dos escapados terminaron 3h:25m.25s. A 7 segundos llegó el tercero, Nikias Arndt.

El pelotón terminó a 17:21 por detrás. El tren de Ineos Grenadiers llegó tirando del grupo perseguidor, con el tricolor Jhonatan Narváez y sus compañeros haciendo trabajo para Egan Bernal, el aún dueño de la maglia rosa.

Foto: @giroditalia

CLASIFICACIÓN GENERAL