El estadounidense, Joe Dombrowski, coronó la etapa cuatro del Giro de Italia con una llegada en solitario. Alessandro De Marchi ascendió en la clasificación general y es el nuevo dueño de la maglia rosa.

La cuarta etapa de la Corsa Rosa contó con un recorrido 187 km entre Piacenza y Sestola. Fue una jornada de media montaña con dos puertos de tercer rango y uno de segundo antes de la meta en Emilia-Romaña.

Dombrowski formó la numerosa fuga del día, la cual se fue fragmentando durante el trayecto. El estadounidense mantuvo el ritmo junto a los escapados para acercarse al líder en la tabla global, en donde, hasta ayer, marchaba undécimo.

Filippo Ganna, dueño de la maglia rosa hasta la jornada de hoy, trabajó con el Ineos Grenadiers en el pelotón perseguidor, pero renunció a la defensa de su posición y llevó un ritmo pausado, pues entre los escapados pedaleaban varios de sus perseguidores más cercanos, como Nelson Oliveira o Alessandro De Marchi.

A menos de 5 km para meta, Dombrowski, que peleaba en solitario con De Marchi, atacó para irse en solitario hasta el final. El del UAE cruzó la meta en 4h:58m.38s.

El italiano le siguió con lo que pudo y llegó 13 segundos por detrás, el tiempo suficiente para arrebarle el primer lugar a Ganna en la clasificación general.

El ciclista ecuatoriano Jhonatan Narváez, del Ineos Grenadiers, fue el mejor puntuado de los tres tricolores, pues llegó en el puesto 56, a 5:06 de Dombroski. Jonathan Caicedo (EF Education-Nippo) terminó en el 66° y Alexander Cepeda (Androni Giocattoli-Sidermec) en el 98°, a 8:52 y 13:55 del ganador, respectivamente.

Foto: @giroditalia

CLASIFICACIÓN GENERAL