Los Warriors pagaron 3.5 millones por el posible robo del Draft, esa cantidad fue la que pagaron los campeones a los Bulls para hacerse con el ‘pick’ 38, el cual emplearon para seleccionar a Jordan Bell.

Los Warriors se presentaron al draft 2017 como uno de los cuatro equipos sin ronda alguna en su poder, pero no salieron de vacío de él. Después de la salida de Jimmy Butler a Minnesota, los campeones llegaron a un acuerdo económico con los Bulls para hacerse con el número 38. Jordan Bell quien nació en enero de 1995 en Los Ángeles y pasará a formar parte de la plantilla de los Warriors la próxima temporada, ganará apenas una tercera parte de lo que su nuevo equipo pagó por draftearle.

La máxima cantidad que es permitido pagar por la franquicia de la NBA son los 3,5 millones de dólares, y esa fue la cifra que se entregó a los Bulls por el draft.