El combate entre Manny Pacquiao y Yordenis Ugás, que se celebró en el T-Mobile Arena de Las Vegas, expuso el campeonato mundial de peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y el cubano retuvo su título por decisión unánime.

La pelea no tuvo un round de estudio porque Pacquiao salió con un ritmo impresionante, demostrando el poder de sus combinaciones. El cubano no pudo mantener su distancia y recibió mucho castigo. En el segundo episodio, Ugás manejó muy bien el “jab” de izquierda y conectó una buena derecha al cuerpo del filipino.

En el tercer capítulo, el “Pac-Man” brindó un recital con su velocidad y el peleador de 35 años buscó contragolpear con varias derechas. Manny contó con el apoyo del público, que se puso de pie en el minuto final. El cuarto round fue muy parejo. Yordenis, que tiene un estilo de pelea ortodoxo, lastimó con el “jab” a su rival. En los últimos segundos, el atleta cubano patinó y puso la rodilla en la lona que no contó como caída.

El quinto episodio fue el menos intenso de la pelea, el actual campeón mundial regular del peso wélter se preocupó por sostener la distancia y Pacquiao estrelló sus golpes sobre la guardia del oponente. En el sexto capítulo, el actor, cantante y político filipino trató de romper la distancia con varias combinaciones. Manny no dejó de buscar y lanzar golpes.

El séptimo round no tuvo mucha emoción hasta los segundos finales, los pugilistas intercambiaron golpes hasta que sonó la campana. En el octavo episodio, Ugás despertó luego de algunos minutos donde no mostró mayor cosa y colocó un par de derechas sólidas. El púgil de 42 años fue bajando la intensidad.

El noveno capítulo comenzó con un “clinch” del “Pac-Man” y el zurdo conectó los mejores golpes. El cubano por su parte, lanzó una buena cantidad, pero sin fuerza. El décimo round fue explosivo, Ugás salió a proponer pensando ya en las tarjetas. Manny colocó una gran derecha que hizo retroceder a Yordenis.

En el décimo primer episodio, Pacquiao fue perdiendo potencia en algunos de sus golpes, aunque no dejó de ir al frente. Los “rectos” y combinaciones del filipino se activaron por momentos. En el capítulo final, Manny realizó un excelente ejercicio de “entradas y salidas” para conectar a su rival, pero Ugás echó el resto para llevarse la pelea. El cubano tuvo mucha fe a su mano derecha y mantuvo la calma. Terminado los 12 rounds, las tarjetas de los jueces indicaron 115-113, 116-112 y 115-113 y el ganador por decisión unánime fue Yordenis Ugás. El cubano retuvo su cinturón mundial wélter de la AMB.