El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo Del Nero, pidió licencia de su cargo este jueves poco después de que la justicia estadounidense le acusara por corrupción junto a otros 15 altos jerarcas del fútbol mundial.

“La Confederación Brasileña de Fútbol informa, frente a las noticias publicadas en esta fecha, que el presidente Marco Polo Del Nero presentó pedido de licencia del cargo con el fin de dedicarse a su defensa tras ver su nombre mencionado en acusaciones relatadas por la justicia norteamericana y por el Comité de Ética de la FIFA”, informó la CBF en un comunicado.

Del Nero, que afirmó tener “absoluta convicción de la comprobación de su inocencia”, designó como sustituto interino al vicepresidente Marcus Antonio Vicente.

Arrinconado por las sospechas de corrupción -que ya llevaron a prisión a su predecesor y padrino político José Maria Marin en mayo-, el presidente de la CBF había renunciado hace una semana a su plaza en el Comité Ejecutivo de la FIFA.

El sustituto elegido para representarle en Suiza, y ocupar así una de las tres sillas del fútbol sudamericano en la cúpula de la FIFA, fue Fernando Sarney, hijo del exmandatario de Brasil José Sarney (1985-1990).

En aquel momento, la CBF informó de que Del Nero dejaba su puesto en Zúrich porque “optó por dar atención integral a los debates y temas del fútbol brasileño”.

Ese es el argumento que venía esgrimiendo el directivo para justificar sus polémicas ausencias internacionales durante casi siete meses, desde que aterrizó en Rio de Janeiro horas después de la detención de Marin.

Desde entonces, Del Nero no ha vuelto a salir de Brasil y ha faltado a todas las reuniones del Comité Ejecutivo de la FIFA, así como a la Copa América de Chile o el resto de partidos de la Seleçao fuera del país.

El jefe del fútbol brasileño explicó en otra ocasión que prefería permanecer en Brasil para seguir de cerca las actividades de la comisión del Senado que investiga las cuentas de la CBF.

Presidida por el exastro y ahora legislador socialista Romario -enemigo declarado de Marin y Del Nero-, esta comisión ya aprobó en agosto levantar el secreto bancario de las cuentas del directivo y este martes quebró la confidencialidad de sus llamadas.

© 1994-2015 Agence France-Presse