A días de empezar la Copa América 2021 y través de un extenso comunicado en forma de informe, la CONMEBOL expone una serie de recomendaciones a seguir por las delegaciones para minimizar los contagios de Covid-19 durante la competición.

En caso de detectar la enfermedad en cualquiera de los miembros de los equipos, estos deberían seguir las medidas impuestas desde el inicio de la pandemia tales como el confinamiento, evitar el contacto con otras personas…etc. Además, se ponen a disposición de los equipos diferentes tipos de pruebas según lo que se requiera, es decir, pruebas PCR, de serología y de antígenos.

La CONMEBOL asignará un médico avalado por la institución a cada selección. Este se encargará de llevar los registros del equipo y de sus miembros. Personas con más de 37.4 de temperatura corporal deberán ser descartadas de entrenamientos y partidos y puestas en aislamiento. Asimismo, la prensa tendría que pasar por muchos filtros para asistir a los entrenamientos de los equipos. Esto con el fin de que se entre lo menos posible a las concentraciones. En caso de que alguien dé positivo en la prueba de Coronavirus, se deberá esperar diez días en aislamiento para poder retornar al contacto con el resto de la delegación.

Al ser Brasil el país más grande de Sudamérica, los viajes entre ciudades puede llegar a ser largo e incluso de cierta cantidad de horas en un avión. Por esto se requerirá que absolutamente cada persona que vaya a viajar, incluidos árbitros se realice una prueba PCR 48 horas antes del partido y tenga como resultado negativo. Si CONMEBOL lo considera necesario, se realizarán pruebas aleatorias durante los entrenamientos de los seleccionados. En caso de negarse a estas pruebas, el equipo quedará fuera del torneo.

Una vez ya en el campo de juego, los jugadores tienen prohibido escupir o expulsar de cualquier manera fluidos, besar el balón e intercambiar camisetas entre jugadores del propio equipo o de equipos ajenos. De la misma forma, está prohibido el intercambio de banderines o presentes entre los capitanes previo al encuentro.

En caso de infringir cualquiera de las normas expuestas en este comunicado, las federaciones tendrán que acatar multas económicas. Por una primera infracción, una multa de 15 mil dólares. En caso de repetirse, la multa asciende a 30 mil dólares por cada infracción.

De esta forma, la CONMEBOL busca que la Copa América se centre netamente en el espectáculo futbolístico y que no hayan noticias en torno al Covid-19 que tomen protagonismo durante el mes de competencia. El primer partido de la competición será entre Brasil y Venezuela el día domingo 13 de junio y la final será disputada el 10 de julio.

El informe completo AQUÍ