Este domingo 17 de noviembre se jugó la final del Mundial de fútbol Sub 17, donde Brasil se
coronó campeón por cuarta ocasión tras derrotar a México 2-1.

Un partido emocionante donde México dominó el juego y abrió el marcador al minuto 66, con un
cabezazo de Bryan Gonzales, sin embargo, no pudo contener esta ventaja ya que al minuto 84
Brasil, de los pies de Kaio Jorge y desde el punto penal, marcó el polémico empate, un penal que se
generó sobre Gabriel Verón y que fue confirmado por el VAR tras los intensos reclamos por parte
del equipo mexicano.

Cuando todo apuntaba a que la serie se definiría en la tanda de penales, con más fe que buen
fútbol, el jugador brasileño Yan Couto centró un balón desde la derecha y apareció el
recién ingresado Lázaro, que con un remate de primera, al segundo palo, colocó el tanto de la
victoria al minuto 93 y se convirtió de nuevo en el salvador y la figura del equipo Verde Amarela.

Con este título, Brasil se saca el mal sabor obtenido en el Mundial del 2005 en Perú, donde fue
México quien en esa ocasión se llevó el título mundial tras derrotar al wquipo brasilero por 3-0.

Así Brasil pone fin a una mala racha de 16 años sin poder obtener este título con la Sub 17 y suma
su cuarto título tras conseguirlo en 1997, 1999, 2003 y 2019.

De este modo el podio lo completa México que obtuvo el segundo lugar y Francia que ocupa el tercer                                                 lugar tras vencer a Holanda por 3-1