El Paris SG visita al Chelsea el miércoles (19h45 GMT) en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con el objetivo de estar por cuarto año consecutivo en los cuartos de final, y evitar una eliminación prematura que supondría para ambos un mazazo que eclipsaría cualquier otro logro esta temporada.

Tras lo ajustado del resultado de la ida en París (2-1), Stamford Bridge vivirá una batalla entre el campeón francés y su homólogo inglés, dos de las escuadras con mayor potencial económico y deportivo del mundo, que se jugarán en 90 minutos (o en 120 en caso de prórroga) su ser o no ser en la máxima competición europea.

La Champions es una obsesión para los mandatarios cataríes del PSG, por lo que una eliminación podría suponer el final de Laurent Blanc como técnico del conjunto parisino a final de temporada, pese a su reciente renovación, y a que su equipo está en disposición de reeditar el triplete nacional (Liga-Copa-Copa de la Liga).

La temporada pasada el PSG eliminó al Chelsea en octavos, con el partido de vuelta en Londres, con un 2-2 en la prórroga tras el 1-1 de la ida.

Pero su aplastante superioridad en el campeonato francés, que lidera con 23 puntos de ventaja sobre el segundo, hace que el PSG no esté acostumbrado a la presión de jugar partidos igualados e intensos. La única vez que lo hizo esta temporada, ante el Real Madrid en la fase de grupos, fue incapaz de ganar tanto en la ida como en la vuelta.

Chelsea busca venganza 

El centrocampista italiano Marco Verrati es duda por una inflamación en el pubis. El italiano, apercibido de sanción si ve una amarilla, al igual que David Luiz y Zlatan Ibrahimovic, podría ser sustituido por el argentino Javier Pastore, que formaría en la medular junto a Blaise Matuidi y Thiago Motta.

En ataque no se conocerá hasta el último momento su Laurent Blanc se inclina por el brasileño Lucas Moura o por el uruguayo Edinson Cavani, autor del segundo gol en la ida, para acompañar al goleador sueco y al argentino Ángel Di María.

Pero si el partido se presenta crucial para el PSG, no lo es menos para su rival, que deambula por la zona media de la Premier League.

Los ‘Blues’ que no han perdido en el campeonato inglés desde la llegada de su Guus Hiddink para sustituir a José Mourinho, buscarán evitar lo ocurrido el año pasado.

Las buenas actuaciones en los últimos partidos de su arquero, el belga Thibaut Courtois, o el estado goleador del brasileño Willian Borges, a la espera de que el también belga Eden Hazard vuelva a ser el futbolista que deslumbró la temporada pasada, son los mejores argumentos para creer en la remontada de los Blues.

nip/pgr/pel/iga