El Milan, uno de los clubes más prestigiosos de Italia y de Europa, pasó a ser propiedad de un consorcio de inversionistas chinos. Este fue el punto final de la era Silvio Berlusconi, exprimer ministro de Italia que manejó a la institución durante 30 años.

Los chinos pusieron 740 millones de euros y el nuevo presidente es el “misterioso” Li Yonghong, del que la prensa china e italiana sabe “muy poco”. Ni siquiera se presentó al evento de la firma oficial de la venta en las oficinas del Milan.

El nuevo patrón del AC Milán, “Mister Li” como lo llama la prensa, deberá asumir la presidencia del club el viernes en el curso de una junta de accionistas, en la que serán elegidos también los nuevos directivos.

Fuente: tn.com.ar