El Atlético de Madrid (2º) ganó 1-0 en el Santiago Bernabéu al Real Madrid (3º) con un gol del francés Antoine Griezmann (53), este sábado en la 26ª jornada del campeonato español, y amplió la ventaja con su gran rival a 4 puntos.

En un derbi madrileño descafeinado quizás por el dominio del Barcelona en la competición -líder destacado con ocho puntos de ventaja sobre los colchoneros y nueve sobre los merengues antes de esta jornada-, ambos equipos estuvieron lejos de brillar en un partido marcado por la preponderancia de las defensas.

El duelo lo desequilibró Griezmann en la segunda parte, cuando tiró la pared con el brasileño Filipe Luis antes de fusilar al arquero costarricense Keylor Navas.

“Hemos tenido una identidad de juego definida aunque en los últimos partidos nos faltaron los goles. Hoy el gol ha llegado pero el partido ha necesitado de mucho trabajo. Creo que es una victoria merecida”, señaló el técnico rojiblanco Diego Pablo Simeone.

Primera derrota de Zidane 

“Tengo plena confianza en los jugadores, el partido de hoy no me lo esperaba. Ni cuando gano un partido se me sube a la cabeza ni cuando lo pierdo soy el peor”, dijo Zinedine Zidane después de encajar su primera derrota como técnico blanco desde que se hiciera cargo del equipo en enero.

El Real Madrid dominó la posesión en los primeros 45 minutos pero que no creó grandes ocasiones en la portería del arquero esloveno Jan Oblak.

Su acercamiento más destacado antes del descanso fue un lanzamiento de falta del portugués Cristiano Ronaldo en el minuto 33 que detuvo el portero rojiblanco.

Por el lado rojiblanco Griezmann optó por un potente disparo tras una brillante combinación colectiva pero el arquero costarricense Keylor Navas respondió con una gran estirada.

En la segunda parte Zidane dejó en el banquillo a su compatriota Karim Benzema, que volvía después de sufrir una lesión en la cadera que le hizo perderse la anterior jornada.

Zidane apostó por Mayoral

Benzema había protagonizado una buena primera mitad, mostrándose activo y protagonizando varias ocasiones. En su lugar entró el juvenil de 18 años Borja Mayoral, una de las mayores promesas de la cantera blanca. Se mostró participativo, pero tampoco estuvo cerca del gol.
Ronaldo no mejoró tras el descanso. En primer lugar cruzó demasiado (48) y más tarde (67), cuando tenía todo a favor, cabeceó sin fuerza ni dirección a las manos de Oblak.

Finalmente fue Griezmann el que rompió su racha de cinco partidos de Liga sin marcar al aprovechar un pase del brasileño Felipe Luis y batir a Navas con un disparo seco.

Con este tanto el internacional francés, sin suerte tampoco esta semana en la ida de los octavos de Champions ante el PSV Eindhoven, alcanzó los 13 goles en el campeonato.

Tras el gol de Griezmann y visto el pobre rendimiento de los blancos, algunos aficionados se dirigieron al palco y pidieron la dimisión del presidente Florentino Pérez, el día en el que se cumplen 10 años de su anterior salida del club, después de otra mala racha del equipo.

La 26ª jornada española continúa este sábado con 4 partidos. El líder Barcelona cierra la fecha el domingo ante el Sevilla (5º) con la posibilidad de recuperar los 8 puntos con el Atlético y distanciarse 12 del Real Madrid.

jed/pm/iga

© 1994-2016 Agence France-Presse