El equipo andaluz mediante un comunicado publicado a las 21h30 hora española, pidió a La Liga Española que denuncie los gestos de Sergio Ramos a la grada después de marcar el segundo gol del Real Madrid.

Más temprano, salió a la luz el Comité Antiviolencia está dispuesto a sancionar al Sevilla con el cierre parcial del estadio Sánchez Pizjuán. Sergio Ramos después de marcar de penal, celebró el gol y señaló su espalda para reivindicarse ante los ’Biris’ (barra brava de equipo andaluz) y pidiendo perdón al resto de la afición.

Este domingo a las 14h45 jugarán otra vez madridistas y sevillistas en el Sánchez Pizjuán pero esta vez por La Liga. Los “Merengues” se encuentran en la primera posición seguidos por el Sevilla a cuatro puntos.