Enzo Pelosi comenzó el 2016 con la expectativa de probar suerte en el fútbol grande. Su llegada al Deportivo Olmedo de la Serie B de Ecuador le abría la puerta para llegar al fútbol profesional. Pero con el correr de los partidos nada salió como esperaba.

El club había alquilado tres departamentos para él, Leonel Buter y Daniel Salom, ex Atlético Argentino. Aunque con el correr de los meses dejaron de pagar el alquiler y las tres familias tuvieron que juntarse para poder “aguantar”. “No comíamos como un deportista debía. Estuve tres meses sin heladera, durmiendo en el piso. A causa de eso me lesioné y tuve que pagarme los estudios yo mismo. El club no me dio ni un peso”, afirmó el delantero.

Pelosi estuvo cuatro meses sin cobrar el sueldo en el club, por lo que cansado de la situación decidió regresar a Argentina. “Realmente vivía precariamente”, recordó.

Ya en el país, el delantero se juntó con los dirigentes de Unión Deportiva apra gestionar su regreso al club, pero por causas de tiempo no llegó a entrar el pase. Debido a esto, “El Puma” arregló en Atlético Macachín para jugar hasta el 31 de diciembre. “El año que viene quedo en libertad de acción y hay chances de que pueda volver a jugar en Unión”, cerró el futbolista de 29 años.

Fuente: culturalydeportiva.com.ar