La Asociación del Fútbol chileno (ANFP) aseguró que la participación de su expresidente Sergio Jadue en el esquema de corrupción de FIFA no involucra a la institución y aseguró que colabora con la justicia local en causa que implica al exjerarca en lavado de activos.

La justicia federal de Estados Unidos anunció el jueves la inculpación de altos dirigentes y exdirigentes de la FIFA y asociaciones nacionales de países Latinoamericanos, entre ellos la aceptación de cargos por parte de Jadue que ya se encuentra en suelo norteamericano.

“Luego de haberse enterado del reconocimiento del Ex Presidente Sergio Jadue de haber participado en los delitos de crimen organizado y conspiración para cometer fraude electrónico, ha resuelto denunciarlo al Tribunal de Honor del Fútbol Profesional para que sea sancionado con la expulsión de su calidad de dirigente del fútbol profesional de por vida”, señala la ANFP en un comunicado difundido en la noche del jueves.

“Reiteramos nuestra condena a esta acción delictiva que es fruto de una responsabilidad individual de la que sólo tuvimos conocimiento a través de la Fiscalía Norteamericana”, agrega la misiva.

Jadue, que renunció a la presidencia del fútbol chileno a mediados de noviembre, “nunca advirtió ni reconoció su participación ante la ANFP”.

Asimismo, la asociación aseguró que seguirá con la entrega “voluntaria” de los documentos requeridos por la justicia local, en el marco de causas por irregularidades en la gestión de Jadue al mando de la ANFP y en una causa abierta por presunto lavado de activos.

El jueves, agentes de la policía chilena retiraron documentación de la sede de la ANFP en coincidencia con el anuncio de la justicia de Estados Unidos de procesar a  dirigentes y exdirigentes de asociaciones de la Conmebol y Concacaf, por el escándalo de corrupción que sacude desde mayo a la FIFA y que ya suma más de 40 individuos y compañías inclupadas.

Entre los nuevos procesados se encuentran el paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf, arrestados en Zúrich (Suiza), así como el titular de la poderosa Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo del Nero, y el expresidente de esa entidad Ricardo Teixeira.

La mega causa incluye pedidos y pagos de sobornos por más de 200 millones de dólares para vender derechos de transmisión de partidos internacionales.

gfe/ja

© 1994-2015 Agence France-Presse