Hace pocos días falleció Joao Havelange, el capo que cambió la historia del fútbol moderno. Con Joao Havelange hubo un antes y un después del deporte más popular del mundo y esta fue mi pequeña historia con él.

En los noventas la conciencia anti-nuclear se había hecho presente en muchos espacios, las protestas ante un posible debacle nuclear se manifestaba, de manera particular, en Europa.

En Francia,  los movimientos pacifistas y anti-nucleares demostraban su rechazo a las pruebas que el ejército francés desarrollaba, allá lejos, en un lugar llamado el Atolón de las Azores y como se avecinaba el Mundial  de Fútbol, en Francia dichas protestas arreciaron con mayor intensidad.

En tanto, en Ecuador en el año 1997, se iba a desarrollar por primera vez un Mundial; sí, el Mundial Sub-17 y para eso había llegado toda la cúpula de la Fifa a territorio ecuatoriano.

Se organizó una rueda de prensa a la que asistiría el capo de la Fifa, don Joao Havelange, cuya presencia lo que al menos causaba era un extraño escalofrío; en ese entonces apenas me iniciaba en el periodismo deportivo. Se debía ir con traje formal, yo le había pedido la corbata a un amigo del barrio, pues de etiqueta y formalidad sabía muy poco.

Llegué al hotel, al segundo piso creo que era y todos estábamos emocionados,  nunca antes se iba a estar tan cerca del jefe supremo de la Fifa.

Me tocaba el turno número tres para realizar la pregunta de rigor.

Quienes intervinieron con las preguntas uno y dos, elogiaron y ponderaron la presencia de don Joao en el Ecuador y avisoraban, cual pitonisas,  que el Mundial sería un éxito, y casi no le dejaban lugar a Havelange para que mostrara sus sentimientos con relación a tan magno evento.

Quien conducía la rueda de prensa anuncia mi nombre y yo, con la corbata que me apretaba el cuello y con los putos nervios de punta, me acerco al micrófono y pregunto :

-Señor Havelange, qué gusto tenerlo en nuestro país y gracias por la designación de Ecuador como sede del Mundial Sub 17. Qué opina usted de las protestas antinucleares que se están dando en Francia previo al Mundial que se va a desarrollar en ese país?

-La Fifa no habla de política, me respondió don Joao, no sin antes mostrar esa mirada única, que era un puñal directo a quien osó semejante despropósito.

Don Joao se levantó de la mesa directiva junto a su séquito y la rueda de prensa llegó a su final.

El resto de colegas, algunos veteranos y políticamente correctos, que se aprestaban a preguntar me querían matar; pero yo consideré  que había cumplido con mi lucha antinuclear. Si de algo servía.

Chan Chán – Reinaldo Romero