El expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol José María Marín se declaró este martes no culpable ante la justicia de Estados Unidos de las acusaciones que lo vinculan al escándalo de corrupción de la FIFA y aceptó pagar una fianza de 15 millones de dólares, según fuentes judiciales.

Marín, de 83 años y que permanecía en custodia en Suiza desde mayo, fue acusado de haberse quedado con millones de dólares procedentes de empresas deportivas relacionadas con la venta de los derechos de la Copa América de 2015, 2016, 2019 y 2023, y de la Copa de Brasil entre 2013 y 2022.

El brasileño se presentó en una corte federal en Brooklyn, donde el Juez del Distrito Raymond Dearie le volvió a citar a declarar el próximo 16 de diciembre.

En un primer momento Marín se había opuesto a ser extraditado pero la fiscalía suiza anunció la semana pasada que había accedido a ello.

Dos policías estadounidenses en Zúrich le acompañaron en un vuelo con destino a Nueva York, según anunciaron las autoridades suizas.

Marín fue detenido por la policía en Zúrich junto a otras seis autoridades de la FIFA el 27 de mayo por petición de la justicia estadounidense en un escándalo que removió los cimientos del mundo del fútbol así como de las organizaciones deportivas en Norte y Sudamérica.

Como Marín, el exvicepresidente de la FIFA, Jeffrey Webb, también aceptó su extradición y se entregó el pasado 15 de julio.

Después de comparecer, fue puesto en libertad bajo fianza de 10 millones de dólares y desde entonces está en prisión domiciliaria con un brazalete electrónico.

Los otros cinco responsables de la FIFA siguen oponiéndose a su extradición pese al acuerdo con la justicia suiza. Ésta avaló la extradición a Estados Unidos de cuatro de las personas detenidas en mayo: Rafael Esquivel, el expresidente de la Federación Venezolana y miembro ejecutivo de la Conmebol; el uruguayo Eugenio Figueredo, exvicepresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA; Eduardo Li, expresidente de la Federación Costarricense y el británico Costas Takkas, adjunto a la presidente de la Concacaf.

Los cuatro han indicado su intención de presentar un recurso contra las decisiones de la justicia suiza pero, en estos momentos, sólo Eugenio Figueredo y Rafael Esquivel lo han hecho. 

js/sst/prz