Brenda Pérez,  exjugadora del Valencia, Atlético y Espanyol, demostró que el fútbol no distingue géneros. La jugara de 21 años decidió disfrazarse de hombre para jugar en un partido de fútbol y ver las reacciones de jugadores y aficionados al darse cuenta que entre ellos había una mujer.

¿Es el fútbol un deporte sólo de chicos? Hombres y mujeres con un balón en los pies pueden dar el mismo espectáculo.

Posted by Antena 3 on miércoles, 4 de noviembre de 2015