El Leicester City se ha proclamado campeón de la Premier League 2015-2016, el primer título en sus 132 años de historia, después de que el Tottenham empatase a dos goles en su visita a Stamford Bridge.

Los Spurs necesitaban ganar al Chelsea para mantener el suspense al menos unos días más y parecían tenerlo todo controlado al descanso, al que llegaron con dos goles de ventaja, anotados por Harry Kane (27) y el sucoreano Heung-Min Son (44).

Sin embargo, en el segundo tiempo Gary Cahill (58) y el belga Eden Hazard (83) lograron el empate que da el campeonato al equipo que entrena el veterano italiano Claudio Ranieri.