La final de la presente edición de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA ha deparado un duelo entre dos viejos conocidos: Olympique de Lyon y Wolfsburgo ya se vieron las caras en el partido que decidió el título en 2013. En aquella ocasión, el conjunto alemán se impuso por un ajustado 1-0 y acabó con el sueño lionés de alzar su tercer entorchado continental. Las francesas intentarán ahora tomarse la revancha. Wolfsburgo – Olympique de Lyon, Stadio Città del Tricolore Reggio Emilia, Jueves 26 de mayo de 2016 a las 18:00 horas (CET)

El Olympique de Lyon ha conquistado esta temporada su décimo título de liga consecutivo mostrando una vez su dominio absoluto en Francia. Con 115 goles en 22 partidos, el equipo ha vuelto a ser una máquina goleadora. Más si lo comparamos con su principal rival doméstico, un PSG que anotó 75 tantos. Dominador también en la Copa francesa, título que ha vuelto a conquistar este año, el único torneo donde las pupilas de Gérard Prêcheur no ostentan la condición de equipo más laureado es la Liga de Campeones Femenina de la UEFA, puesto que poseen dos títulos por los cuatro del FFC Frankfurt.

Por su parte, el Wolfsburgo se ha visto superado por el Bayern Múnich en las dos últimas ediciones de la liga alemana y ha tenido que conformarse con la segunda plaza. Al igual que el Olympique, eso sí, el equipo que entrena Ralf Kellermann afronta la final de Champions como campeón de la Copa de su país, un logro que las alemanas conquistaron sólo cinco días antes del duelo por el título continental. A buen seguro que este triunfo dará confianza a las Lobas de cara al partidazo del jueves en Italia.

Jugadoras a seguir

A sus 25 años, la internacional alemana Alexandra Popp ha conquistado ya numerosos títulos, tanto con las categorías inferiores de su selección (sub-17 y sub-20) como con los clubes en los que ha jugado. Si en 2008 Popp se proclamó campeona de Europa sub-17 y dos años más tarde ganó la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA, después conquistaría hasta tres veces el cetro europeo, primero con el Duisburgo en 2009 y más tarde con el Wolfsburgo en 2013 y 2014. Este jueves irá a por su cuarta Champions, un objetivo al alcance de pocas jugadoras.

Tras 9 años defendiendo la camiseta del Olympique de Lyon, la francesa Amandine Henry disputará esta final consciente de que será la última vez que defienda esos colores, al menos por el momento. Líder durante años del equipo galo, la centrocampista quiere despedirse a lo grande antes de dar un giro a su carrera y emprender, a sus 26 años, la aventura americana en las filas del Portland Thorns de la WNSL estadounidense. Su calidad y su papel en el Lyon, dando equilibrio entre la defensa y el ataque, serán claves en una final que se presume tan reñida como la de 2013.

Fuente y Foto: FIFA