En el partido del día Domingo entre el Barcelona y el Osasuna, Lionel Messi firmó la goleada anotando el cuarto gol del 4-0 final. En su festejo, el argentino se sacó la camiseta del Barcelona para vestir la indumentaria que usó Maradona cuando jugó en Newell’s Old Boys. ¿El problema? La camiseta era Adidas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi)

El homenaje póstumo de Messi al “Pelusa” generó un conflicto comercial entre los gigantes Nike y Adidas. Messi es embajador de la marca alemana, pero el Barcelona es auspiciado por Nike. Existe un acuerdo en el que el astro del fútbol puede usar los botines de Adidas mientras juega para su club pero nada más. Debido a este acontecimiento, la institución “Culé” podría ser sancionada.

Guillermo Ricaldoni, director de We Are Sports, especializado en márketing deportivo señaló que: “No debió haberlo hecho. Al menos, debió haber tapado las marcas”. agregando que “Hay que ser profesional en las buenas y en las malas. No cambiaba nada si tapaba las marcas, el homenaje estaba hecho. Debió haber mantenido además un respeto por la institución para la cual trabaja”.

A pesar de lo incómodo de la situación para la marca estadounidense, se alega que, al tratarse de un homenaje, el gesto y el momento lo ameritaban. El club argentino se pronunció también en redes después del acontecimiento.