Portugal y Suecia jugarán la final del Europeo sub-21 de República Checa después de que golearan respectivamente en semifinales a Alemania (5-0) y a Dinamarca (4-1).

En Olomouc Portugal fue muy superior a Alemania. El jugador del Mónaco Bernardo Silva abrió el marcador en el minuto 25, tras engañar al portero del Barcelona Marc-Andre Ter Stegen.

Ricardo Pereira e Ivan Cavaleiro ampliaron la ventaja portuguesa en la primera parte.

Joao Mario y Ricardo Horta fueron los encargados de dar el golpe de gracia a Alemania y culminar la goleada en la segunda mitad.

Más tarde, en Praga, Suecia ganó con autoridad a Dinamarca. Se situó 2-0 en tres minutos gracias a un penal convertido por Guidetti (23) y a un tanto de Tibbling (26).

Los daneses se acercaron en la segunda mitad (63) con un gol de Bech, pero Suecia certificó su clasificación con dianas de Quaison (83) y Hiljemark (90+5).

Foto: Marca