Rogerio Ceni, el arquero más goleador de la historia del fútbol le puso punto final a su brillante carrera. A los 42 años, el símbolo del San Pablo colgó los guantes y los botines. Y luego de su despedida quedarán en el recuerdo los 131 goles marcados en 1.237 partidos y sus 26 títulos: 22 con el su club y 4 con la selección de Brasil, entre los que se destaca el triunfo en el Mundial de Corea-Japón 2002.

Cada vez que su equipo tenía una pelota parada cerca del área rival, el arquero cruzaba la mitad de la cancha y todo el estadio sentía olor a gol. Fueron 61 goles de tiros libres, 69 de penal y uno con pelota en movimiento.

Rogerio Ceni cierra la puerta de su exitosa carrera y deja a su querido San Pablo clasificado para la Libertadores 2016, luego del 1-0 sobre Goias. Pero la despedida del eterno capitán del equipo no pudo ser completa, ya que una lesión le impidió despedirse jugando. Sin embargo, se encargó de la arenga previa al partido que le dio el pasaporte a la Copa.

Rogerio Ceni reveló tras el partido que lloró solo en el vestuario, en los últimos días, y que en el futuro desea ser entrenador.

Junto a San Pablo, clasificaron a la Libertadores del año que viene el campeón Corinthians, el subcampeón Atlético Mineiro y el tercero, Gremio. Por su parte, descendió el Vasco da Gama. Esta es la tercera vez en ocho años que el equipo carioca baja de categoría. Las anteriores fueron en 2008 y 2013.

Nota: clarin.com