En una Asamblea Extraordinaria realizada en el predio de Ezeiza, quedó aprobada la creación de la Superliga Argentina. De los 71 representantes presentes, 70 votaron a favor y solo uno lo hizo en contra. El nuevo torneo comenzaría el 19 de agosto.

Fumata blanca en la AFA. Tras semanas de incertidumbre, el fútbol argentino comienza a avanzar en un proyecto mancomunado. La tarde de ayer, en la cancha de futsal del predio de Ezeiza, representantes de clubes directamente afiliados a la entidad de Viamonte y de ligas de interior aprobaron la conformación de la denominada Superliga.

Con 70 votos a favor y solo uno en contra (de Mario Gianmaria, asambleísta por la Asociación Rosarina de Fútbol), se estableció la creación de una figura que cambiará la estructura del fútbol local. Si bien la Asamblea fue exitosa en su propósito, aún resta esperar por el visto bueno de la Comisión Normalizadora que tendrá que designar la FIFA.

Además, la nueva Superliga deberá presentar su estatuto ante la Inspección General de Justicia (IGJ), elegir autoridades (Marcelo Tinelli pica en punta para presidirla), y negociar con la Secretaría General de la Presidencia el dinero de Fútbol Para Todos.

Fuente: lapaginamillonaria.com