El 22 de junio de 1986 se disputaba los cuartos de final, entre Argentina e Inglaterra, de la Copa del Mundo de México. Diego Armando Maradona marcó dos icónicos goles que le permitieron consolidarse como el “D10S” del fútbol y dejó para la historia la “mano de Dios” y el “Gol del Siglo”.

La “mano de Dios” es el nombre con el que se bautizó a la conquista anotada, con la mano izquierda, por Diego Armando Maradona. El “pelusa”, que comenzaba a desequilibrar el encuentro con su increíble habilidad, aprovechó un mal despeje del defensor Steve Hodge y fue en búsqueda del balón. El “10” golpeó el esférico antes que el arquero Peter Shilton y consiguió el gol, al minuto 6 del segundo tiempo, en una de las jugadas más polémicas en la historia de los mundiales.

“Ahora sí puedo contar lo que en aquel momento no podía, lo que en aquel momento definí como «La mano de Dios»… Qué mano de Dios, ¡fue la mano del Diego! Y fue como robarle la billetera a los ingleses también”, afirmó Diego en su biografía.

Sin embargo, Maradona demostró su magnífico talento y volvió a marcar una obra de arte. El grito no debió sumar en el marcador, pero el segundo debió valer el doble y fue conocido como el “gol a los ingleses”, el “mejor gol del mundo”, la “jugada de todos los tiempos” o el “mejor gol en la historia de la Copa Mundial de Fútbol”. El “Gol del Siglo” fue un premio a la mejor anotación marcada en un encuentro de finales de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA.

El “Barrilete Cósmico”, al minuto 55, recibió el balón en su propio campo y eludió a 6 jugadores ingleses. Diego Armando Maradona necesitó, poco más, de 10 segundos para llegar al arco rival. El “pelusa”, que desparramó por el campo de juego a todo aquel que salió a marcarlo, recorrió 52 metros y desplegó toda su genialidad. El “pibe de Oro”, que tuvo la categoría para eludir al portero, combinó habilidad, precisión, potencia e inteligencia en su grandiosa jugada y definió a su gusto. El encuentro finalizó 2-1 en favor de Argentina. No obstante, Diego terminó ganando la Copa del Mundo, en la final, ante Alemania.

“Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja al tercero y va a tocar para Burruchaga… ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool… Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme… Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete Cósmico… ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 – Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona… Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 – Inglaterra 0”, fue la narración en directo que hizo el periodista Víctor Hugo Morales.