La justicia peruana pidió a Estados Unidos subsanar algunas fallas legales en el cuadernillo con el pedido de extradición del expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Manuel Burga, implicado en una investigación por corrupción en la FIFA, para continuar con el proceso.
“La solicitud formulada por las autoridades de los Estados Unidos no cumplió con los requisitos establecidos en el Tratado de Extradición y el Código Penal”, indica una resolución de la Corte Suprema peruana, donde explican que el cuadernillo será enviado de retorno al país de origen.

En los documentos llegados desde Estados Unidos, las autoridades “omitieron precisar en su demanda en qué tipos penales de la legislación peruana estarían tipificados como delitos las conductas atribuidas a Burga”, como exigen los convenios de extradición, explica la resolución judicial peruana.

Tampoco se explica quiénes resultarían como víctimas de los presuntos delitos cometidos por el ex titular de la FPF, ni el lugar donde ocurrieron los actos de fraude electrónico y estafa que se le atribuyen.

“Una vez subsanadas las omisiones (…) el juzgado de origen deberá volver a elevar el cuadernillo de extradición, para que la instancia suprema resuelva la solicitud”, informó la justicia peruana. El cuadernillo vuelve a Estados Unidos a través de la embajada de ese país, para las correcciones.

Burga permanece detenido por orden judicial desde el 7 de diciembre en una cárcel de Lima hasta que se resuelva si procede su traslado a Estados Unidos, en el marco del escándalo de corrupción que golpeó a la FIFA.

La justicia estadounidense inculpó a Burga como parte de 16 altos responsables y exfuncionarios de la FIFA y asociaciones nacionales latinoamericanas, entre ellos los presidentes de la Conmebol y la Concacaf, por el caso de corrupción que sacude desde mayo a la organización mundial del fútbol.

Según la justicia estadounidense, Burga es acusado de recibir pagos indebidos de Alejandro Burzaco (dueño de la cadena Torneos y Competencias) a cambio de entregar, junto a otros dirigentes, los derechos de televisión de varias ediciones de la Copa América.

Burga, de 58 años, fue presidente de la FPF entre 2002 y 2014. Fue reemplazado por el empresario Edwin Oviedo.

cm/mav/fj

© 1994-2016 Agence France-Presse