Abby Wambach, ex estrella de la selección femenil de Estados Unidos, ha cuestionado a los jugadores del equipo varonil nacidos en el extranjero “cuánto aman a su país”.

En el día de su partido de despedida, en diciembre pasado, Wambach pidió despedir al entrenador Jurgen Klinsmann y lo atacó por traer “un montón de estos chicos extranjeros.”

Sus comentarios trajeron críticas por parte de Mix Diskerud, nacido en Noruega, así como del nativo de Nueva Jersey Alejandro Bedoya, que los consideró “xenófobos”.

Pero Wambach mantuvo sus opiniones en una entrevista con el New York Times y dijo que le gustaría hablar de eso con los jugadores estadounidenses.

“¿Estoy de acuerdo con todo lo que Jurgen ha hecho? No, no lo estoy. Es sólo mi opinión y yo tengo derecho a eso”, dijo Wambach, quien se retiró como máxima goleadora internacional el año pasado y ahora trabaja como analista para ESPN.

“Se siente un poco raro para mí que tengas algunos chicos que nunca han vivido en los Estados Unidos que juegan para Estados Unidos porque fueron capaces de asegurar un pasaporte. Para mí, que eso sólo se siente como que no pudieron hacerlo por su país, por lo que están viniendo aquí.

“¿Pero tienen ese instinto asesino? No sé. Me encantaría sentarme con Mix Diskerud y algunos de estos otros chicos y hablar con ellos sobre esto.

“Me gustaría entender lo mucho que aman a su país. Creo que pueden tener amor para ambos países, pero me encantaría escucharlo, y creo que muchas otras personas también.

“Si esta es una opinión ignorante, voy a levantar mi mano al final y decir, ‘Me equivoqué.’ Pero quisiera tener esa conversación”.

Wambach también dijo que apoyaba a su ex compañera Megan Rapinoe por arrodillarse durante el himno nacional en los últimos amistosos de Estados Unidos.

“Ella está entrando en su propio sistema de creencias y con ganas de protestar pacíficamente por este movimiento Black Lives Matter, que está cerca de su corazón”, dijo Wambach. “Si estás de acuerdo o en desacuerdo con su decisión de hacerlo, ella tiene el derecho de hacerlo.

“Si yo todavía estuviera en el equipo, no sabría si unirme a ella en su protesta. Soy extremadamente patriota, y la bandera y el himno es algo que yo realmente, realmente respeto. Así que no sé si yo podría hacer eso”.

Fuente: espndeportes