El defensa Carlos Rodríguez no está en los planes de Pablo Repetto para esta temporada. Después de haber pasado un año en Delfín, ahora entrena con Liga pero solo espera una posible salida a Peñarol.

El zaguero de 30 años llegó al plantel albo en 2019, pero a mitad del 2020 fue cedido al Delfín para facilitar la llegada del volante argentino Ezequiel Piovi. Después de concluir su préstamo, el uruguayo Pablo Repetto le informó que no contaría con él para esta campaña.

Rodríguez espera una reciprocidad por parte del club capitalino ya que él los ayudó cuando necesitaban liberar un cupo extranjero. Ahora espera que puedan facilitar las negociaciones con Peñarol que ha hecho público su deseo por el uruguayo.

“Me llamó el presidente de Peñarol, quiero ir allá, falta cerrar y necesito que Liga me ayude un poco en la parte económica”, declaró. 

El defensor conversó con el dirigente del club aurinegro, Ignacio Ruglio, y este le señaló que deseaba contar con su aporte. El problema surge porque el pase del charrúa le pertenece a Liga y tiene un contrato firmado hasta finales de 2022.