Tengo la impresión que la nueva tendencia del fútbol a nivel mundial es la consolidación del bloque defensivo, mientras menos marquen en el arco propio mejores serán las posibilidades de ganar y sin necesidad de marcar en mayor cantidad en el arco rival.

Y claro, esto es una obviedad y resultaría hasta iluso desarrollar más este tema. Pero, al término de la Primera Etapa resulta que en el caso particular de Liga Deportiva Universitaria, su campaña es la prueba más notoria de esta particular forma de ganar; marcó veintiocho goles y apenas recibió diez para un promedio de más dieciocho y solo comparando con el segundo en la tabla que fue Emelec, que marcó cuarenta y un goles y recibió dieciocho para un promedio de más veintitrés goles.

Como que no necesito otro detalle u otros números para sustentar mi teoría que la mejor defensa y sin marcar mucho más, en el fútbol le puede garantizar la posibilidad de un objetivo. Entonces, viene la siguiente pregunta: Se acabará la esencia del fútbol, el gol? Es decir ya no será necesario marcar más allá de UN gol y que el arco propio no se reciba poco o menos de un gol. Ya no es necesario golear. Los puristas se lamentan de esta situación.

En la propia Liga, ganador de la Primera Etapa, se insiste que debe llegar un hombre-gol, pues los números indican un déficit en esa zona del equipo. Entonces llegan otras pregunta: Es necesario tener un hombre-gol? Narciso Mina no lo es? Luis Congo tampoco lo es? Garantiza la venida de un goleador de oficio que Liga vaya a marcar más? La teoría del goleador, del nueve de área, del que hace el gol hasta con la panza, no se aplicó en Liga y aún así Narciso marcó OCHO goles, que en torneos cortos es una buena producción.

El técnico albo, Luis Zubeldía, al verse falto de esos goleadores diferente decidió, y no creo de manera voluntaria, trabajar intensamente en la línea defensiva. El resultado: Ganar la Etapa, clasificar a la Copa Libertadores del próximo año y disputar la Final del torneo. Si con esos números ganó, con la presencia de un goleador de oficio, le garantizaría ganar la segunda parte del torneo y ganar el título sin necesidad de ir a una definición en dos partidos finales.

Pero como en el fútbol nada está garantizado y nada está dicho, para Liga sería preferible no reforzarse en delantera; pues, su bloque defensivo fue clave para ganar la Etapa, entonces deberían reforzarse en esa línea. Lógico! Si o no?