Este lunes, el Municipio de Quito realizó un homenaje a la selección femenina de fútbol, en la previa al viaje que tendrán el martes a Canadá para participar en los Juegos Panamericanos. Lorena Aguilar y Ligia Moreira, dos de los pilares de la Tri, brindaron declaraciones.

Primero fue el turno de Aguilar, quien contó cómo se sintió el grupo durante el primer Mundial que se disputó en suelo canadiense. “Los resultados no salieron como esperábamos pero obtuvimos mucha experiencia. Eso ya quedó atrás y ahora nos preparamos para los Panamericanos. Hemos tenido mucha competencia, con victorias y derrotas. Sabíamos que iban a estar las mejores jugadoras del mundo, lo importante fue que nunca agachamos la cabeza” señaló.

Además, se refirió a las duras críticas que recibieron de un sector de la prensa y los aficionados en el país. “Duele cuando no sentimos el apoyo, la gente no se pone en nuestros zapatos. La primera experiencia en un Mundial no es fácil, las críticas nos ofendieron mucho pero nos fortalecieron. Nos sorprendió este homenaje porque normalmente sólo se los organiza después de los triunfos y no de las derrotas”, concluyó Lorena.

Por su parte, Moreira estuvo de acuerdo con su compañera en que se debe pensar en el futuro. “Tenemos que dejar los problemas a un lado, las derrotas y la expulsión fueron grandes golpes. Hay que dar vuelta a la página y continuar. Las críticas hay que aceptarlas, tomar las positivas y dejar pasar las negativas. Hay que aprender a valorar cuando se está arriba y a ser fuertes cuando se está abajo”.

Por último, aseguró que se busca dejar una base para futura generaciones del balompié femenino. “En este momento nos ha tocado cosechar en la parte más hermosa que fue la clasificación al Mundial y la parte más dolorosa que fue la participación en Canadá. Queremos dejar una huella para el futuro del fútbol femenino ecuatoriano”, sentenció Ligia.