Rubén Darío Insúa, técnico de El Nacional, después de el encuentro con LDU y el final de la primera etapa, considera que deben seguir trabajando para progresar y mejorar en la segunda.

“Creo que fue un partido parejo, con cierto predominio nuestro en el primer tiempo y al segundo con gran calidad de juego”, afirmó el dirigente. Dijo que los jugadores lucharon por conseguir el empate hasta el final y que las posibilidades de gol, el equipo no las pudo convertir.

Considero que el club manejó bien la pelota todo el tiempo del partido y hizo un muy buen partido frente al equipo de jerarquía. “Liga es un equipo fuerte que defiende muy bien, que tiene merecida la clasificación, no es sencillo jugar con este rival”.

El profesor de los “Puros Criollos” señaló que tienen que trabajar mucho para ser protagonista la próxima etapa. “Debemos intentar evolucionar y arrancar con buen pie para este semestre”.