Cuando apenas iban tres minutos de juego del primer partido de la temporada de la NBA entre Celtics y Cleveland Cavaliers. El alero de los Boston Celtics, Gordon Hayward sufrió una grave lesión en el tobillo izquierdo que le generó un movimiento involuntario. La recuperación le tomará al menos seis meses.

Después de firmar el contrato por cuatro temporadas y 128 millones de dólares, el alero llegó al Boston. En el primer partido de temporada de la NBA, Gorgon cayó descompuesto tras una ligera colisión con LeBron James, el astro de los Cavaliers.

La grave lesión acabó con el sueño del jugador. El Quicken Loans Arena se calló al ver el tobillo izquierdo de Hayward. Fue tan impactante que los jugadores de Cleveland corrieron de la banca con el fin de evitar verlo.

Se confirmó la fractura y se convirtió en un golpe devastador, ya que Hayward reforzaría el plantel. Ahora Boston no contará con la presencia de Hayward durante un largo periodo. Además se anunció que podría ser una cirugía con una extensa rehabilitación.

El video de la lesión: