Con 22 años Dario Saric es considerado una de las mayores perlas croatas de la historia y ha ganado gran presencia en la Liga Norteamericana de baloncesto, dos años después de haber sido drafteado en el puesto número 12 por los Orlando Magic y que enseguida le traspasaron a los Philadelphia 76ers.

Ha disputado la Euroliga con el Anadolu Efes turco y se propuso el rumbo a la NBA concretamente a los Sixers donde aterrizó en un segundo plano debido a las adquisiciones de Ben Simmons y el estreno de Joel Embiid sin embrago, Saric comenzó la temporada como el ala-pívot titular de Pensilvania donde en su tercer partido ya anotó 21 puntos ante los Orlando Magic.

Tiempo después llegó a perder la titularidad pero las bajas de Jerryd Bayless, Ben Simmons, Ersan IIyasova, y la de Joel Embiid le devolvieron la titularidad y actualmente lleva 17 de los últimos 19 partidos anotando al menos 10 puntos.

Sus últimas actuaciones lo han situado entre los candidatos a llevarse el premio al Rookie del año, después de que su compañero Embiid apenas haya podido disputar 31 partidos en toda la temporada.