El ecuatoriano Emilio Gómez se coronó de manera dramático campeón del Future 2 TAMARINDO OPEN COPA CIUDAD DE PORTOVIEJO, a derrotar en la final al brasileño Oscar Jose Gutierrez por 4-6, 7-5, 6-4, en dos horas 40 minutos de partido realizado ante casa llena en el Portoviejo Tennis Club.

Gómez caía 1-4 en el tercer set y desde el arranque de ese último parcial evidenció molestias físicas debido a la carga de partidos en las dos últimas semanas, en Manta campeón singles y dobles, al igual que esta semana en Portoviejo, acumulando un total de 18 partidos jugados y todos ganados.

Factor clave para su levantada fue el apoyo de los 600 espectadores que coparon el club, dándole un ambiente de Copa Davis. El quiebre en el séptimo game ayudó a Emilio a meterse otra vez en el partido logrando remontar de manera espectacular ante el delirio de los aficionados que lo llevó a ganar cinco games seguidos cerrando el set y el match,

“Saqué lo poco que me quedaba de físico, la verdad que desde el segundo set ya no me quedaba nada, entonces traté de disfrutar el partido, estaba listo para perder”, fue lo primero que declaró Gómez que con el de Portoviejo suma su décimo título de singles a  nivel profesional.

Emilio, que forma parte de la academia Gómez/Viver Guayaquil Tenis Club, estuvo acompañado de uno de los entrenadores de la misma, Pablo Quiroz, así como de su preparador físico el argentino Santiago De Martino.

“No hubiese podido darle vuelta sin el apoyo del público acá en Portoviejo, muy contento por estas dos semanas. Además fue un acierto haber traído a Santiago (De Martino), sin duda fue fundamental ya que me ayudó a ponerme bien físicamente, creo que sin el físico no hubiese logrado llegar a jugar dos finales seguidas”.

El año pasado Gómez se lesionó en el hombro durante la Copa Davis ante Brasil jugada en Ambato, recuperación que lo llevó meses y este año había cosechados resultados negativos, a tal punto que llegó a jugar los dos torneos Futuros en Manabí con una racha de cuatro derrotas seguidas en primera ronda.

“Queda reflejado todo el esfuerzo que hice a través de todo el sufrimiento que he venido viviendo”, anotó el diestro guayaquileño que gracias al título del Tamarindo Open y el de Manta, ascenderá del ranking 512 al 369 aproximadamente. “Es un envión grande para mí, ahora toca descansar unos días en casa”, concluyó.

Fuente: @KCTenis